Juan Carlos Alquézar Alquézar

Juan Carlos Alquézar Alquézar

Juan Carlos Alquézar Alquézar (Zaragoza, 1963). Interrumpida indefinidamente su formación académica en el segundo año de la carrera de Filología Hispánica, se interesa por muy dispares campos de la creación durante la procelosa década de 1980.

Asegurado su sustento material desde que gana, por oposición, una plaza en la Administración del Estado, a partir del año 2006 puede canalizar dos de los anteriormente aludidos intereses a través de la publicación del blog “Lady Filstrup”: el Tebeo y los actores españoles” (http://ladyfilstrup.blogspot.com/). 

Tratando ambos temas en dos etapas sucesivas, cuenta en un principio, cuando la materia sensible son los tebeos de la Escuela Bruguera, con la decisiva colaboración del escritor Javier Pérez Andújar, para ocuparse de alimentar el blog en solitario a partir del año 2007.

Intensamente implicado en su proyecto, desde el año 2008 y durante veinticuatro meses, Juan Carlos Alquézar publica en internet más de treinta monografías, y otras tantas crónicas, semblanzas y noticias sobre actores españoles y sus carreras profesionales en cine, teatro, televisión, radio y doblaje, poniendo especial énfasis en el propósito de poner nombre a las caras de los profesionales que han poblado las ficciones de la audiencia española y su memoria colectiva. Así, entre sus monografías más extensas destacan las dedicadas a Luis Peña, José María Tasso, Fernando Rubio, Jesús Tordesillas, José María Lado, Félix Fernández, Fernando Delgado, Antonio Riquelme, Valeriano Andrés, Gerard Tichy, Camino Garrigó o Carlos Lemos, mientras que, en el terreno de las semblanzas, dedicó documentados artículos necrológicos a las figuras de Mary Carrillo, Antonio Ozores, Francisco Piquer, Antonio Gamero, Aldo Sambrell o Vicente Haro, por citar sólo algunos.

En el presente año 2013 ha vuelto a reabrir el blog, en lo que supone su tercera etapa, y lo dedica, con esporádicas colaboraciones de su viejo compinche, Javier Pérez Andújar, a variopintos temas, cada vez más imprevisibles.

 

Social Profiles

Uso de las cookies

Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Algunas cookies son necesarias para hacer accesible esta página web y su contenido. Otras cookies nos permiten analizar y medir las audiencias y el tráfico de la página web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí

Trestesauros500

El legado de Amparo Rivelles

Es en la más negra noche que las estrellas brillan con más intenso fulgor. Así sucede con los astros de la pantalla, que derraman su luz sobre los espectadores con mayor prodigalidad cuando éstos habitan tiempos de tinieblas. Nunca el oropel de Hollywood alimentó más sueños que durante la Gran Depresión, ni en España se idolatró más a las estrellas nacionales que en la negra posguerra.

Amparo Soler Leal en el recuerdo

Fue una gran actriz, uno de los últimos representantes de esa especie en vías de extinción a la que podríamos denominar como “cómicos de casta”.  Al menos dos generaciones de espectadores asistimos con desaliento a esa extinción.

William Friedkin (Chicago, Illinois, 29/08/1935) es uno de esos cineastas (como Robert Aldrich, se me ocurre) atrevidos, expuestos, osados, cuya obra contiene un cierto punto de insanía tan interesante como incómodo para el gran público e industria, y que dio, sin embargo, para ellos, en los primeros años de su carrera, dos títulos de éxito universal: French Connection (1971) y El exorcista (1973).

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo