"El matrimonio alquímico de Alistair Crompton" (1978), de Robert Sheckley

La carrera de escritor de Robert Sheckley experimentó un claro declive –al menos como autor de novelas– a partir de los años sesenta. Comienza entonces a ser más difícil encontrar una obra recomendable sin reservas. Esta que comentamos ahora es quizá la última novela de cierto interés antes de que abandonara la máquina de escribir y se dedicara a desempeñar el papel de director literario –con bastante éxito, por otra parte– de la revista científica Omni entre 1980 y 1981. Hasta 1983 no volvería a escribir una novela.

El protagonista, Alistair Crompton, tuvo una infancia plagada por desórdenes psiquiátricos provocados por un virus. La solución al problema a la que llegó el Tribunal Supremo de la Instrumentalidad Kármica fue la de separar su mente, su yo, en tres partes. Las dos más peligrosas –una hipersexuada y otra ultraviolenta– fueron insertadas en cuerpos artificiales, Loomis y Stack, y enviados a diferentes lugares de la galaxia muy alejados entre sí. Crompton queda así capacitado para llevar una vida funcional pero carente de emociones. Años después, tras haber desempeñado una brillante carrera jalonada de éxitos profesionales como diseñador de olores con capacidad de desbloquear recuerdos, decide recuperar las partes perdidas de su mente y convertirse en un hombre completo. Con el fin de conseguir los recursos necesarios, comete un robo de productos en la fábrica donde trabaja, Psychosmell, Inc .

El origen de esta novela es un cuento largo, Join Now, publicado bastantes años antes (1958) en la revista Galaxy. Ampliada y modificada, se publicó como The Alchemical Marriage of Alastair Crompton y como Crompton Divided en Estados Unidos. Hasta donde yo sé, permanece inédita en español.

Nos encontramos aquí elementos ya conocidos en la trayectoria del autor. A partir de una premisa tan imaginativa como desconcertante, Sheckley desarrolla una novela ágil y rápida, aunque irregular: el humor no llega a cuajar del todo y en demasiadas ocasiones nos preguntamos a dónde quiere ir a parar una enloquecida trama cuyos giros resultan completamente impredecibles. Alistair es, no obstante, uno de sus personajes más complejos y, paradójicamente, completos. Extraña y con reminiscencias a novelas anteriores de Sheckley, el humor absurdo y el foco en la psicología explican por qué se le menciona como influencia de otros autores como Douglas Adams o Philip K.Dick.

Una locura psicodélica casi hasta la última página,como suele pasar con muchas obras de Sheckley, esta extravagancia no será plato de gusto para todo el mundo.

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Publicado previamente en Un universo de ciencia ficción, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes (De viajes, tesoros y aventuras), el cómic (Un universo de viñetas), la ciencia-ficción (Un universo de ciencia ficción) y las ciencias y humanidades (Saber si ocupa lugar). Colabora en el podcast Los Retronautas.

Imagen superior. "Astronaut Academy", de Dave Roman. Emerald City Comic Con, Seattle, Washington.

Uso de las cookies

Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Algunas cookies son necesarias para hacer accesible esta página web y su contenido. Otras cookies nos permiten analizar y medir las audiencias y el tráfico de la página web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí

Trestesauros500

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Lo que nos une
    Escrito por
    Lo que nos une Yo nací en Madrid porque mis padres decidieron vivir y trabajar en esta ciudad. Sin embargo, mi cultura es del norte, es gallega y asturiana por partes iguales. Mis comidas, mis horarios, mis formas de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Ramones” (1976)
    Escrito por
    “Ramones” (1976) Lo bueno, si breve, es dos veces bueno. Si además es simple, es tres o cuatro veces mejor. Y si el cachondeo es palpable en cada tema ya raya la excelencia. La importancia histórica de…
  • La otra "Italiana"
    Escrito por
    La otra "Italiana" Un buen homenaje a un autor, en este caso compositor, es programar una de sus obras en condiciones óptimas; un homenaje mejor aún es programar la obra de un colega contemporáneo de aquél, compuesta casi…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo