"Duérmete ya. Un ensayo sobre narcolepsia, insomnio y la importancia del sueño", de Henry Nicholls

El británico Henry Nicholls padece narcolepsia desde los 21 años. Este trastorno, que ocasiona oleadas de sueño incontrolable en el momento más inesperado, no le ha impedido destacar como divulgador de la biología y la neurociencia. En su libro Duérmete ya hace un repaso de los problemas del sueño y nos da pautas para descansar mejor.

"–¿Cómo vas con tu necrofilia?

Mi amigo se interesaba por mi narcolepsia, un trastorno neurológico seriamente discapacitante con la que he vivido más de la mitad de mi vida.

–Ahí sigue –contesté–. Gracias por preguntar".  

Así, con humor, arranca Sleepyhead: The Neuroscience of a Good Night's Rest, publicado en castellano con el título Duérmete ya por la editorial Blackie Books. En este ameno ensayo, Henry Nicholls, periodista científico y divulgador británico, explora la neurociencia detrás de la narcolepsia y de toda una gama de problemas del sueño de los que aún se sabe muy poco. También habla de cómo lograr una “buena higiene del sueño”. Escribir el libro –dice– le ha ayudado a mejorar su propio descanso.

¿Cómo se siente una persona que sufre narcolepsia?

La narcolepsia es un trastorno en el que el sueño interfiere con la vigilia. Todo el mundo ha tenido alguna vez esa sensación de ser incapaz de mantenerse despierto. Para las personas con este problema, esto sucede varias veces al día y es cien veces más difícil de combatir.

¿No es paradójico que un narcoléptico quiera enseñarnos a dormir mejor?

En medicina, las patologías siempre se han utilizado para aclarar y dar sentido a lo que significa estar sano. La gente que no tiene problemas de sueño no repara en lo importante que es dormir bien. Los que tenemos un trastorno de este tipo somos los más acreditados para opinar y dar ideas acerca de la importancia del sueño.

En el libro mencionas otros trastornos asociados a narcolepsia como la cataplejía, que tú mismo padeces…

La narcolepsia está causada por el fallo de una pequeña población de neuronas en el centro del cerebro que dan estabilidad a la vigilia y al sueño, pero que también influyen en la motivación, el estado de ánimo, la temperatura corporal, el metabolismo, el apetito, la saciedad y mucho más.

La pérdida de estos neurotransmisores provoca muchos síntomas extraños, incluyendo cataplejía, donde una emoción o una situación graciosa puede desencadenar un colapso de todo el cuerpo. De hecho, lo que sucede es que se activa la vía responsable de paralizar los músculos del cuerpo mientras se sueña. Aunque la persona que acaba de sufrir un episodio de cataplejía parece que acaba de dormirse, está completamente consciente, pero no se puede mover.

Suena aterrador…

Lo es. Es lo más parecido a sentir que te mueres, creo.

¿Se puede ser narcoléptico e insomne?

Uno de los síntomas de la narcolepsia es la fractura del sueño nocturno. Las personas con narcolepsia rara vez tienen problemas para conciliar el sueño –como es el caso de muchas personas con insomnio– pero nos despertamos alrededor de 20 o 30 veces cada noche. Como consecuencia, aunque dormimos, terminamos en un estado de privación casi permanente del sueño y con un descanso de mala calidad por las interrupciones.

¿Qué has aprendido sobre el sueño al escribir este libro? ¿Estás durmiendo mejor ahora?

He aprendido mucho sobre el sueño, sobre la historia de los esfuerzos para entenderlo, los retos de estudiarlo, las últimas ideas sobre por qué lo hacemos y sobre lo que ocurre en el cerebro. Al explorar otros trastornos del sueño, me di cuenta que padecía también algunos de ellos en cierta medida. Nada de esto me va ayudar con mi narcolepsia, pero hay mucho que puedo hacer para prevenir otros trastornos del sueño que empeoran mi descanso. Y sí, escribir el libro me ha hecho ver que seguir ciertas pautas me ayuda a mejorar mi calidad de sueño.  

¿Cuáles son estas pautas?

Hay que informarse y valorar cuánto descanso necesita tu cerebro. Si crees que puedes tener un trastorno del sueño, ve al médico. No hay que tomar estos problemas a la ligera. Es necesario establecer rutinas sobre la hora a la que te vas a dormir y a la que te despiertas. Las horas deberían mantenerse todos los días de la semana. Tu cerebro apreciará la rutina.

También es importante evitar la cafeína después del mediodía. Deja de fumar, no bebas alcohol ni comas demasiado antes de acostarte. Y si roncas, tienes apnea del sueño y dejas de respirar mientras duermes, debes buscar ayuda médica inmediatamente. Puede ser letal y se trata con bastante facilidad.

¿Cómo afecta el uso de teléfonos inteligentes y tabletas a la calidad del sueño?

Afectan al sueño de dos maneras. En primer lugar, la luz emitida por estos y otros dispositivos electrónicos envía una señal de alerta al cerebro que retrasa el inicio del sueño. Esto se debe a que las longitudes de onda de la luz son similares a las del atardecer y el cerebro ha evolucionado para ser muy sensible a ellas. Mirar el teléfono por la noche cuando está oscuro afuera es como enviar un mensaje continuo al cerebro de que el sol se está poniendo.

Por otro lado, el contenido al que se accede con estos dispositivos es tan increíblemente adictivo que en vez de dormir sigues mirando la pantalla. Esto es evidente en los niños y adolescentes, que se enganchan a juegos y a redes sociales con facilidad. La privación del sueño es peligrosa a cualquier edad, pero más aún cuando estás creciendo y madurando. Todavía no entendemos completamente el impacto que esto está teniendo en los chavales, pero es probable que esto acabe afectando a su rendimiento en la escuela y a su salud física y mental.

Quién es quién en la ciencia detrás del sueño

Muchas de las personas que padecen narcolepsia y otros trastornos del sueño pasan su vida sin recibir un diagnóstico. A la ciencia médica aún le queda mucho camino para tratar adecuadamente estos problemas.

Henry Nicholls hace un repaso de los investigadores más punteros en la neurocienca del sueño.

Emmanuel Mignot, profesor de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento en la Universidad de Stanford (EE UU) y director Centro de Ciencias del Sueño de esta institución. Descubrió las bases de la narcolepsia.

Luis de Lecea, catedrático de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stanford. Este barcelonés ha realizado un brillante trabajo sobre el sistema hipocretina/orexina, que orquesta el cambio entre la vigilia y el sueño y que es la causa de la narcolepsia.

Masashi Yanagisawa, director del Instituto Internacional de Medicina Integral del Sueño en la Universidad de Tsukuba (Japón). Está desarrollando nuevos medicamentos que podrían estimular el sistema de hipocretina/orexina.

Christian Guilleminault, especialista en sueño en la Universidad de Stanford. Puso en el mapa la apnea del sueño y muchos otros trastornos.

Jamie Zeitzer, neurobiólogo e investigador de medicina del sueño en la Universidad de Stanford. Trabaja en el sistema circadiano.

Mary Carskadon, profesora de Psiquiatría y Comportamiento Humano en la Universidad de Brown (EE UU). Ha realizado investigaciones destacadas en el cerebro y el sueño de los adolescentes.

Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young (EE UU), ganaron el Premio Nobel de Medicina en 2017 por desentrañar los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano.

Colin Espie, profesor de Medicina del Sueño en el Departamento de Neurociencia Clínica de Nuffield de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Es una autoridad en insomnio y cómo romperlo.

Copyright del artículo © Ana Hernando, Sinc. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

Uso de las cookies
Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí
Trestesauros500
  • Buñuel y el cadáver exquisito
    Escrito por
    Buñuel y el cadáver exquisito José Luis Casado, en M21 Radio, presenta Madrid con los cinco sentidos, con la sección de Daniel Tubau Una cita con las musas. Aquí puedes leer la transcripción de un programa en el que Chus Natera y Daniel hablan acerca de los…
  • Viajes a la ausencia
    Escrito por
    Viajes a la ausencia El periodista francés Rolin decidió, en 1999, ocuparse de cinco escritores nacidos cien años antes y que, por decisión de la Historia o el azar él consideraba definitorios del siglo XX: Ernest Hemingway, Vladimir Nabokov,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • La gran dama de la ciencia
    La gran dama de la ciencia El 30 de diciembre de 2012 murió en su casa de Roma Rita Levi–Montalcini, una de las científicas vivas que yo más he admirado. Aquel día la noticia de su fallecimiento me entristeció, a…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Ser español
    Escrito por
    Ser español Don Claudio dixit: "El Occidente mismo no existiría y sería incomprensible sin España. Porque no hemos sido un pueblo deudor, sino un pueblo acreedor de Europa. Aunque otra cosa crean quienes en esta hora (en…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Barbara Hendricks navideña
    Escrito por
    Barbara Hendricks navideña La Hendricks nos regaló en 2010 un selecto programa para las fiestas navideñas. Pocos cantantes se resisten a interpretar ese tipo de canciones navideñas que por nuestros lares solemos considerar como “villancicos”, tanto por lo…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Los sabinares albares, testigos del pasado
    Escrito por
    Los sabinares albares, testigos del pasado Enraizados en la cultura rural tradicional española, las sabinas albares (Juniperus thurifera) han resistido el paso del tiempo y los cambios térmicos para ocupar en la actualidad amplias superficies de España. A pesar de haber…

etimologia

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo