Orígenes

La muerte de Xabier Arzalluz ha promovido las habituales necrológicas, habitualmente encomiásticas, si vale la redundancia. El caso ha mostrado algunas fisuras que lastiman dicho encomio. Personalmente se me aparecieron tres figuras retóricas emitidas por el célebre jesuita y líder del aberchalismo.

Cierta vez, don Xabier sostuvo la existencia y la importancia de las razas en relación con los vascos y el resto del mundo, es decir los no euskéricos del planeta. Habló del RH en la sangre y los cornetes en la nariz. Para didactizar, propuso comparar a un sueco con un zulú. Todos entendimos la metáfora. Los suecos son los vascos y los zulúes, los españoles. De paso, quienes no somos aborígenes de esta difícil península pero tenemos antepasados españoles, o sea africanos. El Molt Honorable Senyor Torra diría algo similar. Por las suyas, el fundador del moderno nacionalismo bizkaitarra, Sabino Arana, ya nos consideró en 1898 una raza degenerada.

Segunda ocurrencia: llamar cariñosamente chicos de la gasolina a los asesinos de la ETA, a los que reprochó sus maneras chulescas.

Y tercera: comparar a España con un nogal, sacudido por dicho terrorismo, cuyas nueces eran recogidas y aprovechadas por las gentes del Partido Nacionalista Vasco.

¿Qué es lo que distingue, cornetes y grupos sanguíneos aparte, a un vasco de un no vasco? No el color de la piel, ciertamente, negro para el zulú y blanco para el sueco. La distinción está en el origen. La raza de Aitor, que algunos consideran superviviente de la Atlántida, está en ese lugar original. Normalmente, los humanos ignoramos el sitio originario. Nos resulta imposible decir, por ejemplo, que estos huesos son exactamente los del primer homo sapiens-sapiens. Hay aproximaciones, ciertamente, como nuestra tía Lucy, la de Etiopía. Por supuesto, un aberchalista no aceptaría semejante antepasado africano pero me temo que, mal que pese a Aitor, no tendrá más remedio. Yo me limito a imaginar a un cuadrumano más listo que otros –no preciso si era macho o hembra– que decidió descolgarse del árbol, enderezar el espinazo y andar en dos patas o piernas. Así podemos jugar al fútbol, abrazar a los amigos, amantes y cónyuges, y bailar el tango, la sardana, el fandango y el aurresku.

El fallecimiento de don Xabier también me permitió recordar la ternura con que Ramón Menéndez Pidal definía al País Vasco: “la miniatura arcaica de España”. Seguramente pensaba en esa lengua donde no existían la palabra árbol, tampoco calle y que, para proclamar su ideología, debe acudir a castellanismos como libertad, autonomía e independencia. Arcaico remite a arché, a lo que estaba al principio y antes no reconoce precedencia, valga la redundancia. Desde luego, es un lugar mítico donde están no sólo Aitor sino Adán con Eva, Manco Cápac y la Mama Ocllo y tal vez la Gran Abuela, la diosa Sakti, Madre de todas las madres. Se admiten ampliaciones y se reconoce el derecho a la libre elección.

Todas estas construcciones míticas son estupendas porque nos permiten narrar lo que es inenarrable, justamente: el origen. Lo malo es ponerlas en el lugar espacial y temporal de la historia porque entonces, en vez del primate listillo que se descolgó del árbol, aparecen las distinciones entre zulúes y suecos.

Arzalluz fue componedor en 1978, cuando la Constitución. Acaso porque le convenía y no tenía alternativa. Décadas más tarde, se volvió secesionista. Fueron décadas con 800 asesinados, exilados y discapacitados sin cuento. Además, y quiero subrayar lo siguiente, fue la época en que España ingresó en la Unión Europea, institución alabada repetidamente por don Xabier. Desde entonces, los ciudadanos españoles somos ciudadanos europeos y los ciudadanos vascos son europeos por ser ciudadanos españoles. Es éste un punto crítico en la historia del separatismo porque segregarse de España es segregarse de Europa y ya no caben suecos dentro y zulúes fuera. Dicho punto crítico quizá sea una de las causas del encono nacionalista habido en Euskadi y Cataluña. La antigua distinción étnica se ha vuelto europeamente inválida y entonces ¿dónde está el origen? ¿En el pasado de la historia o en el arcaísmo del mito? ¿Optamos por don Xabier o por don Ramón?

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

Uso de las cookies
Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí
Trestesauros500
  • Llamando a las puertas de Dios
    Escrito por
    Llamando a las puertas de Dios Después de ver a Charlie Chaplin recorriendo el ciberespacio londinense en compañía del escritor Thomas Burke y a todos nosotros ejerciendo con el hombre de la multitud de Poe y el pintor de la vida…
  • La modernidad de Heine
    Escrito por
    La modernidad de Heine Heine (también llamado por sus coetáneos Harry, Henry, y con mofa hasta Haarüh), nació el 13 de septiembre de 1797 en Dusseldorf, en el seno de una familia judía, y moriría en París (1856) tras…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Transgénicos, riesgos y mitos
    Transgénicos, riesgos y mitos Desde que en 1818 la escritora inglesa Mary Shelley publicó su novela Frankenstein o el moderno Prometeo, el mito del científico como un ser cuya ambición de conocimiento lo lleva a desencadenar fuerzas que salen de…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Deborah Harkness, historiadora y novelista
    Escrito por
    Deborah Harkness, historiadora y novelista Deborah Harkness es una de mis historiadoras de referencia. Profesora de Historia en la Universidad de Southern California (Los Ángeles). Especializada en historia de la ciencia en la Inglaterra Tudor. Experta en el Londres Isabelino.…
  • "Rip Kirby", de Alex Raymond
    Escrito por
    "Rip Kirby", de Alex Raymond Leer estas viñetas de Alex Raymond evoca un pasado en blanco y negro. Ya saben lo que esto significa: tic-tac hasta los años cuarenta. Recuperamos así la elegancia, la sofisticación y la dureza de unos…

Cartelera

Cine clásico

  • Regentado
    Escrito por
    Regentado Nunca fui admirador de La Regenta de Clarín, nick de Leopoldo Alas. Será porque la leí cuando era muy joven. O porque me pareció –ahí va la primera boutade– una mala copia de Madame Bovary,…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Pornopop, clasificado 'S'
    Escrito por
    Pornopop, clasificado 'S' El destape, esa época que todos consideramos casposa cuando daba sus últimos coletazos, está siendo revisada con añoranza. Primero fue Torremolinos 73, aunque en versión más porno casero, de Pablo Berger. [En 2008] vimos Los…
  • Glazunov, el heredero
    Escrito por
    Glazunov, el heredero Alexander Glazunov vivió lo suficiente como para asistir a las mayores convulsiones estéticas, políticas y militares que se produjeron entre mediados del siglo XIX y la primera mitad del siguiente. Vio la guerra mundial, la…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Sexo peligroso en el lago Victoria
    Escrito por
    Sexo peligroso en el lago Victoria El 30 de julio de 1858, John Hanning Speke se convirtió en el primer europeo que contempló la inmensidad del lago Victoria. Speke formaba parte de la expedición de Richard Burton que pretendía encontrar la…

etimologia

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo