Uso de las cookies
Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí

Trestesauros500

Marvel Héroes. Capitán Britania

Estamos ante una obra fundamental del cómic británico. Un cómic tan aventurero como ideológico, que debería ser de lectura obligada para todos aquellos que deseen comprender lo que supuso el tebeo inglés en la década de los ochenta.

Los superhéroes dominan la industria del cómic norteamericano, pero rara vez encontramos ejemplos de este género creados en otros países, siendo las diferentes ediciones autóctonas del material estadounidense las que están a disposición de los aficionados de todo el mundo.

Revisamos en esta ocasión un ejemplo perfecto de la fertilidad de ideas con que Marvel saludó la década de los setenta. A finales de 1972, el editor Stan Lee y el dueño de la compañía, Martin Goodman, pidieron a Roy Thomas que les presentara ideas para nuevos títulos.

Batman: Mi principio y mi probable fin

Alan Davis es uno de los grandes dibujantes de superhéroes de la historia. No cabe duda alguna al respecto. Dio el salto desde su Reino Unido natal a los EE.UU a principios de los años ochenta del pasado siglo, en lo que se dio en llamar la “Invasión Británica”: la llegada de numerosos profesionales ingleses a la industria del comic USA, ejemplificada en nombres como Alan Moore, Neil Gaiman o Brian Bolland, por citar sólo unos pocos.

Clásicos DC: Batman

Entre 1977 y 1986, el justiciero de Gotham City empezó a adquirir una apariencia genuinamente oscura sin negar lo que de héroe clásico tiene (que es mucho).

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo