Uso de las cookies

Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Algunas cookies son necesarias para hacer accesible esta página web y su contenido. Otras cookies nos permiten analizar y medir las audiencias y el tráfico de la página web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí

Trestesauros500

¿En qué sentido se mueve esta secuela? a) En el sentido de la nostalgia. b) En el sentido que marcaron las novelas de la creadora de Mary Poppins, P. L. Travers. c) En el sentido de las modas que hoy fijan el destino de Broadway.

En el mejor cine de terror, la presa eres tú. Eso no no olvides. Como sucedía en aquellos cuentos que el viejo de la tribu contaba a la luz de la hoguera, las buenas películas del género apelan a dos temores arcaicos: el que sentimos por los misterios del más allá y el que nos inspiran esos depredadores que, en otro tiempo, devoraban a nuestros antepasados prehistóricos.

El exitoso musical de Broadway llega finalmente a cine bajo el auspicio de Disney, una compañía dispuesta a apropiarse para su catálogo de todos los cuentos infantiles populares de la tradición universal.

Estás jugando a un videojuego bélico, tipo Call of Duty, en nivel de dificultad extrema. En ese nivel basta un tiro del enemigo para morir. Entonces te suele asaltar la certeza de que, en una batalla real, lo más normal es acabar muerto, y no hay manera de reiniciar la partida.



El diablo viste de Prada está basada en el bestseller homónimo de Lauren Weisberger, que estuvo durante seis meses en la lista de éxitos de The New York Times y que se ha traducido a 27 idiomas.



El productor británico ganador del Oscar Graham King, se encontraba en plena producción de Infiltrados (The Departed), cuando le presentaron la idea para La Reina Victoria.



En 1979 hacía seis años que el congresista Charlie Wilson representaba al 2º distrito de Texas de forma impecable. “El liberal de Lufkin” era una paradoja viviente que luchaba por los más débiles. Defendía los derechos de las mujeres y la desgravación fiscal para la tercera edad, pero este tejano se oponía al control de armas.



Destino oculto no es una película revolucionaria de ciencia–ficción, y no deja de ser un producto comercial hollywoodiense con una moralina final –no explicaremos cuál– que deja un poco de mal sabor de boca, pero sí es un film entretenido, divertido, tierno y con diálogos en su mayor parte muy bien escritos y desarrollados, tanto por parte del director George Nolfi como por parte de los actores, en especial el protagonista Matt Damon.

Como en el caso de Viaje al centro de la tierra (2008), un clásico literario sirve de excusa para una cinta familiar en 3D ambientada en la época actual y con poco que ver con el referente original. El actor y rockero Jack Black protagoniza esta versión moderna de la visita de Gulliver a Lilliput.

El hombre lobo, de Joe Johnston

A las órdenes de Joe Johnston, protagonizan El hombre lobo cuatro excelentes actores: Benicio del Toro, Anthony Hopkins, Emily Blunt y Hugo Weaving. Su presencia aporta solidez dramática a este atractivo largometraje que llega a las pantallas con un aura de clasicismo.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo