Uso de las cookies

Si continúas con tu navegación sin modificar tus parámetros, aceptas la utilización de cookies o de tecnologías similares para acceder a los contenidos de esta web. Algunas cookies son necesarias para hacer accesible esta página web y su contenido. Otras cookies nos permiten analizar y medir las audiencias y el tráfico de la página web. Para más información, gestionar o modificar los parámetros, haz click aquí

Trestesauros500

Esta película bien podría haberse llamado Drago, aunque en realidad para todos nosotros es Rocky VIII. La saga original, con sus números romanos, acabó en 1990, pero el personaje ha regresado en un larguísimo epílogo que ya cuenta con tres entregas: Rocky Balboa (Sylvester Stallone, 2006), Creed (Ryan Coogler, 2015) y ahora esta secuela de Creed, dirigida por Steven Caple Jr.

Con una frecuencia cada vez menor, aparecen en librerías de viejo y puestos callejeros aquellos tebeos de La Pantera Negra ‒así se titulaban‒ que publicó Ediciones Vértice en blanco y negro, a fines de los setenta. Cada vez que los veo, vuelven a mi recuerdo aquellas lecturas africanas de sábado por la tarde, en las que alternaba las aventuras de Kalar, dibujadas por el español Tomás Marco Nadal, con las tempranas peripecias de T'Challa, rey de Wakanda, oculto tras la máscara de Pantera Negra,

El tiempo pasa volando, y descubro con alarma que ya hace diez años del inesperado regreso del boxeador ficticio más famoso en la película Rocky Balboa.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo